How to Handle the Violent Videos at Your Kid’s Fingertips

Another day, another raw video scrolling by. Get tips for talking to kids about the impact of graphic violence in their social media feeds. 

By Caroline Knorr 3/15/2019

How to Handle the Violent Videos at Your Kid's Fingertips

Protesters push, shove, and yell obscenities at each other. A young refugee’s body washes up on the shore. A bus driver is bullied while students cheer. A man commits suicide.

These aren’t scenes from a video game. Thanks to live-streaming apps such as Facebook Livelive.lyPeriscope, and others kids can watch actual scenes of real-life violence in their social media and news feeds. And these videos are unlike anything anyone has ever seen before. As kids scroll and swipe through the day’s events, they’re not only watching real-life violence unfold in real time, they’re interacting with it. They’re commenting, sharing, and using other digital tools to process the raw footage. It’s a strange time we’re living in: Technology can open up the world for our kids — but often before they’re ready to see it and definitely before we understand the impact it has on their developing minds.

Plenty of research has been done on the impact of media violence on kids. While it’s oversimplifying to say violent media equals violent kids, studies show that watching, playing, and reading about graphic violence can make kids aggressive, antisocial, and desensitized. This is especially true for kids raised in an environment with other risk factors for future violence, such as an abusive household. But the technology that allows for instant, live broadcast of violence as it’s happening to real people is brand-new. And video is more visceral than static mediaWe simply don’t know yet what the impact on kids is. When it comes to kids who are particularly vulnerable to the effects of media violence, the lack of data is very troubling.

But just because we have 24/7 access to news doesn’t mean we have to subscribe to it and watch it. You actually have more control over what your kids see and how they perceive it than you might think. By using various settings and having meaningful conversations, you can help them make informed decisions about their social media feeds — and help put things in perspective for them when they do scroll by those violent videos and images. Here are some ideas for managing the real-life violent images on tweens’ and teens’ devices:

Device and app settings

Set preferences. Facebook and other social media allow you to choose whom to follow and, to some extent, what kinds of posts you see. Check your kid’s social media settings to see what options are available to curate the feed. If certain friends always post violent, age-inappropriate posts, you can unfollow or unfriend them.

Choose your news. News feeds such as Google News let you pick which news sources and topics you’re interested in. Help your tween or teen select age-appropriate sources and topics.

Turn off auto-play. Make sure violent videos don’t play automatically as your kid scrolls by. Learn how to turn off auto-play on some of the most popular social media.

Turn off push notifications. You can avoid news alerts by turning off notifications on your phone and in your apps.

What to talk about

Tell kids to wait. As much as you might wish kids just wouldn’t watch these videos, they will. So you have to be realistic. You can frame it for them as taking control of their experience: Explain that they have a choice of when and how to watch these videos. Tell them that the fact that the videos show up in their feeds doesn’t mean they have to watch them immediately. Discuss how waiting until you’re calm or with supportive friends and family can be a way of taking care of yourself. For younger kids, tell them you’d like to view these types of videos together so you can discuss them.

Practice media-literacy skills. Analyzing media, including real-life violent videos, trains kids to think critically about the information they’re receiving. Real-life violent videos are so emotionally charged, kids may miss key contextual details. Ask your kids: Who are the people in the video? What are they saying? Who is their audience? Why are they recording in this manner? What information is the recording giving? What information is it leaving out?

Stay current. Though it’s unlikely you will consume as much social media content as your kid, it’s a good idea to stay current on pop culture. Kids might not always tell you when they’ve seen something disturbing, so if you know a particularly upsetting video is going around, you can proactively address it.

Help kids express their reactions. The feelings that are triggered after watching these types of videos — fear, anger, sadness, excitement, stress — can be confusing. Create a safe and nonjudgmental space to explore feelings to support tweens’ and teens’ emotional maturity.

Help your kids tap into feelings of empathy. The more media violence kids are exposed to, the more “normal” it appears. Repeated viewings can desensitize your kids to others’ pain and suffering. Ask them how they’d feel in real life if someone they knew was badly hurt. Maybe your family can help support victims or a cause depicted in the video.

Remind them that real violence isn’t a joke. When people get hurt, that’s not entertainment. With older kids, you can talk about the social, political, and other issues contributing to the situations they’re viewing.

Ask kids if they relate to the people in the video. Viewers who believe media violence “tells it like it really is” and who identify with the perpetrator may be stimulated toward violent behavior over time.

Take care of yourself. Adults, as the emotional support for kids, can have a hard time coping with real-life violent videos, too. Take a break from social media for a while (and try to get your kids to stay off, too). The stressful effect of lots of negative news can sneak up on us.

¿Qué efecto tienen los videos violentos en los niños?

Cómo hablar con los niños sobre los videos violentos que se comparten en internet y qué puedes hacer para limitar lo que ven en las redes sociales.

By Caroline Knorr 31/1/2017

¿Qué efecto tienen los videos violentos en los niños?

Manifestantes empujando y gritándose obscenidades entre sí. El cuerpo de un niño refugiado en la orilla de una playa. Un conductor de autobús es insultado mientras los estudiantes se ríen. Un hombre se suicida

Estas no son escenas de un videojuego. Gracias a las aplicaciones de streaming en vivo como Facebook Live, live.ly y Periscope, entre otras, los niños pueden ver escenas reales de violencia en las redes sociales. Estos videos son diferentes a cualquier cosa que se haya visto antes. No sólo están viendo cómo se desarrollan eventos violentos en tiempo real, sino que pueden interactuar con ellos. Además, pueden comentar, compartir y usar otras herramientas digitales para editar estas imágenes. Vivimos en una época extraña: la tecnología puede abrir el mundo para nuestros hijos, pero a veces antes de que estén listos para ello y definitivamente antes de que puedan comprender el impacto que tiene en sus mentes en desarrollo.

Se han hecho muchas investigaciones sobre el impacto de la violencia de los medios en los niños. Aunque es demasiado simplista decir que el contenido violento hace a los niños violentos, hay estudios que muestran que ver, jugar y leer contenidos con violencia gráfica puede hacer que los niños sean agresivos, asociales y que pierdan la sensibilidad ante estos hechos. Esto es especialmente cierto para los niños criados en un entorno con otros factores de riesgo para la violencia en el futuro, como un hogar abusivo.

La tecnología que permite ver hechos violentos en vivo a través de las redes es totalmente nueva. Y los videos son más fuertes que las fotos o textos. La verdad es que todavía no sabemos cuáles consecuencias tienen en los niños. Y cuando se trata de niños que son particularmente vulnerables a los efectos de la violencia en los medios, la falta de información e investigaciones es muy preocupante.

Sólo porque tenemos acceso a las noticias las 24 horas del día de los 7 días de la semana no significa que tengamos que verlas todo el tiempo. De hecho, puedes tener más control sobre lo que tus hijos ven y cómo lo perciben de lo que podrías pensar. Algunos ajustes y conversaciones significativas, pueden ayudarles a tomar decisiones informadas sobre sus muros en las redes sociales y ayudarlos a poner las cosas en perspectiva cuando se encuentren con estos videos. Estas son algunas ideas para tratar el tema de las imágenes violentas reales en los celulares y otros dispositivos de los adolescentes:

Configuración de dispositivos y aplicaciones

Establece preferencias. Facebook y otras redes sociales permiten elegir a quién seguir y, en cierta medida, qué tipos de mensajes ver. Revisa las configuraciones de las redes sociales de tu hijo para enterarte de qué opciones están disponibles para elegir el tipo de contenido que podrá ver. Si ciertos amigos siempre publican mensajes violentos o inapropiados para su edad, puede dejar de seguirlos (unfollow) o eliminarlos como ‘amigos’ de esa red.

Elige las noticias. Los feeds de noticias, como Google News, permiten elegir fuentes y temas de noticias. Ayuda a tu hijo adolescente a seleccionar medios de comunicación y temas apropiados para su edad.

Desactiva la reproducción automática. Asegúrate de que los videos no se reproduzcan automáticamente. Aprende a desactivar el ‘auto-play, ’ la mayoría de las redes sociales tienen esta opción y además, esto puede ayudar a bajar su consumo de datos en el celular.

Desactiva las notificaciones. Puedes evitar las alertas de las redes sociales al desactivar las notificaciones en su teléfono.

De qué hablar

Dile a los niños que esperen. Por mucho que quieras que tus hijos no vean estos videos, es muy posible que lo hagan. Así que es bueno ser realista. Puedes decirles que los estás ayudando a tomar el control de sus experiencias. Explícales que pueden elegir cuándo y cómo ver estos videos. Diles que el hecho de que los videos aparezcan en sus muros no significa que tengan que verlos inmediatamente. Esperar para verlo con amigos y familiares puede ser una forma de cuidar de sí mismos. A los niños más pequeños, diles que te gustaría ver estos videos juntos para que puedan hablar sobre ellos.

Enséñales cómo funcionan los medios de comunicación. Analizar los medios de comunicación, incluidos los videos violentos de la vida real, le enseña a los niños a pensar de forma crítica sobre la información que están recibiendo. Los videos violentos de la vida real tienen una carga emocional fuerte y los niños pueden dejar a un lado el contexto. Pregúntale a tus hijos: ¿Quiénes aparecen en el video? ¿Qué están diciendo? ¿Quién es su público? ¿Por qué están grabando de esta manera? ¿Qué información está dando la grabación? ¿Qué información está dejando fuera?

Mantente al día. Aunque es poco probable que consumas tanto contenido de la redes como tu hijo, es buena idea mantenerse al día sobre la cultura pop. Es posible que los niños no siempre te cuenten cuando han visto algo perturbador, así que si sabes que un video particularmente fuerte está dando vueltas por internet, puedes enfrentarlo de forma proactiva.

Ayuda a tus niños a expresar sus reacciones. Los sentimientos que se desencadenan después de ver este tipo de videos -miedo, ira, tristeza y estrés- pueden ser confusos. Crear un espacio seguro y sin prejuicios para explorar los sentimientos es una forma de apoyar el desarrollo emocional de los adolescentes.

Ayuda a tus hijos a desarrollar empatía. Mientras más estén expuestos a la violencia de los medios de comunicación, más “normal” les parecerán los actos violentos. Ver este tipo de videos frecuentemente puede desensibilizar a sus hijos al dolor y al sufrimiento de otros. Pregúntales cómo se sentirían si alguien que conocen resulta gravemente herido. Tal vez su familia puede apoyar a las víctimas o una causa representada en el video.

Recuérdales que la violencia real no es una broma. Ver a gente sufriendo, no es entretenimiento. Con los niños mayores, puedes hablar sobre los problemas sociales, políticos y otros que contribuyen a las situaciones que están viendo.

Pregúntales si se identifican con las personas del video. Las personas que se identifican con quien que está cometiendo actos violentos pueden imitarlos en un futuro. Asegúrate de que tu hijo entienda que estos actos van en contra de los valores de tu familia.

Cuídate. Los adultos también pueden tener dificultades para enfrentar este tipo de videos. Tómate un descanso de las redes sociales durante un tiempo (e intenta que tus hijos también lo hagan). El estrés que surge al leer muchas noticias negativas puede hacerte daño sin que te des cuenta.

https://www.commonsensemedia.org/blog/how-to-handle-the-violent-videos-at-your-kids-fingertips